Un giro hacia más ciudadanía

por Ricardo Lagos Weber

Nuestro desafío es ir a buscar y explicar nuestro programa a quienes aún no se definen o prefirieron otras opciones. A ellos invitamos a construir las nuevas políticas públicas de futuro.

LA CONTUNDENTE victoria ciudadana de Michelle Bachelet demostró el entusiasmo que tiene nuestra sociedad por participar en el proceso político que viene. 

Este triunfo, obtenido gracias al liderazgo y la credibilidad de nuestra candidata, manifiesta que nuestro país exige cambios profundos, lo que quedó graficado con la masiva participación en las primarias.

Hemos hecho una campaña exenta de descalificaciones y la mantendremos en la misma línea. Por eso esperamos que esta vez nuestros adversarios políticos se inclinen hacia una contienda limpia y exhiban una actitud diferente a la que vimos, en que primó un estilo hostil y de odiosidad desde el mismo gobierno. 

Es importante cambiar la actitud y dar espacio para que la ciudadanía se centre en escuchar ideas, debatir posiciones y manifestar sus propuestas.

Esta será la primera elección con redes sociales altamente masificadas, lo que entregará horizontalidad en la comunicación, por lo que deberemos ser muy claros en las propuestas. Nuestra sociedad, más conectada e informada, opinará y exigirá el cumplir los compromisos expresados.

La herencia dejada por esta administración al próximo gobierno será compleja. Reconozco que hay cosas que se han hecho bien: posnatal de seis meses o ajuste tributario, por nombrar algunas. Pero hay otras que constituyen un mal legado: la credibilidad en las instituciones públicas y sus cifras, la reconstrucción inconclusa, problemas de salud, definición de la nueva matriz energética o el déficit fiscal. 

Esta etapa seguirá marcada por nuestra presencia en terreno, ya que esa cercanía es una gran fortaleza de esta campaña. Nuestro eje central será derrotar la desigualdad en Chile, y para eso estarán en la agenda reformas estructurales en educación y en materia tributaria, las que se sustentarán en una nueva Constitución. 

Estos son los ejes de transformaciones que haremos en nuestro próximo gobierno. Entendemos que este proceso va más allá de los cuatro años que se vienen; se trata de los próximos ocho o 12 años en que el país debe asumir y consolidar los cambios necesarios para contar con una sociedad más justa.

Hoy, nuestro desafío es ir a buscar y explicar nuestro programa a quienes aún no se definen o prefirieron otras opciones. A ellos invitamos a construir las nuevas políticas públicas de futuro, que serán el camino para superar temas como la desigualdad y una mejor distribución para las regiones.

Esta campaña se da en el contexto de un cuestionamiento del modelo de desarrollo a nivel mundial. Tenemos una ciudadanía activa, que acusa un agotamiento en la forma de hacer política, consecuencia de una institucionalidad que le ha quedado estrecha al Chile actual, más informado y más demandante. Esto se traduce en la crisis de representatividad que vivimos. Por eso, decimos que esta candidatura el único giro que ha tenido es hacia la ciudadanía. 

Las elecciones primarias muestran que muchos entienden y comparten que los cambios no sólo se hacen en la calle, sino que también votando por quién va a gobernar. El próximo 17 de noviembre la Nueva Mayoría debe consolidarse y demostrar unidad para ganar en primera vuelta. Los partidos políticos deben esforzarse por sintonizar con los ciudadanos y estar a la altura del liderazgo que hoy ha demostrado Michelle Bachelet.

X
These kinds of dazzling details endow the idea with the feeling regarding manipulated energy very much like exactly what a high-powered rushing vehicle enhancing around the beginning grid. Jarno Trulli's personal, also in reddish like a dramatic scuff for the clear amethyst amazingly caseback, also accentuates the particular sports heart and fake rolex soul of the model. The combination with the intensive gray with this Cermet bezel as well as the glistening black with the throw carbon dioxide circumstance middle creates a great stylishly subtle and complicated effect.