PPD pide seriedad en debate de Reforma Laboral y que se fortalezca rol de sindicatos

El presidente del PPD, Heraldo Muñoz, junto con parlamentarios del partido, plantearon su postura frente a la Reforma Laboral, oportunidad en que se pidió seriedad frente al debate –ante las salidas comunicacionales del ministro acerca del horario de ingreso laboral- y se exigió reforzar el sindicalismo y no los acuerdos individuales.

La senadora Adriana Muñoz, presidenta de la Comisión de Trabajo; el diputado Tucapel Jiménez, integrante de la misma instancia en la Cámara Baja; y la diputada Andrea Parra, jefa de la Bancada PPD, manifestaron que los anuncios que se han dado sobre la iniciativa generan incertidumbre respecto del fortalecimiento de los derechos de los trabajadores, aunque concordaron con la idea de rebajar de 45 a 40 horas semanales.

Al respecto, Heraldo Muñoz que “en primer lugar, y ante todo, está el interés de los y las trabajadoras”, agregando que “el punto principal no es la flexibilidad laboral, porque de hecho el Código del Trabajo tiene numerosas normas sobre adaptabilidad y flexibilidad laboral, sino sindicatos fuertes, que se paren de igual a igual frente a sus empleadores, donde no haya asimetría”.

Asimismo, la senadora Adriana Muñoz criticó los dichos del ministro Nicolás Monckeberg, acerca de entrar más temprano. “Creo que esas propuestas se están haciendo desde una mirada que no tiene que ver con la vida cotidiana de miles de trabajadores y trabajadoras de nuestro país. Entonces, en vez de seguir en esta improvisación, el ministro debiera sentarse con nosotros acá en la Comisión y nos diga qué realmente quiere, si quiere abordar con seriedad una propuesta de flexibilización horario, porque aquí se está improvisando, al ‘tun tun’, a una hora u otra hora. Creo que eso es poco serio”, recalcó.

Por su parte, el diputado Tucapel Jiménez, miembro de la Comisión de Trabajo y Seguridad Social, señaló que si bien se dijo que el proyecto era para “mejorar la calidad de vida de los chilenos y chilenas, yo creo que la propuesta en sí es mala, porque está mal presentada”. “Si este proyecto se abre a la posibilidad de bajar las horas de 45 a 40 horas a la semana, a darle más poder a los sindicatos, yo creo que es bienvenido y nosotros estamos abiertos a comenzar esa discusión, pero tiene que ser de la mano de los sindicatos, de manera de fortalecerlos”, sostuvo el parlamentario.

Por su parte, la jefa de Bancada de Diputados PPD, Andrea Parra, explicó que “más que una reforma, estamos en presencia de un maquillaje laboral que en términos generales no refuerza derechos laborales, más bien los debilita ante la asimetría que favorece a los empleadores”. “Cuando vamos al detalle es posible identificar que la propuesta es insuficiente y golpea fuertemente el poder de negociación de los trabajadores. Tenemos la oportunidad de robustecer y modernizar nuestra legislación laboral. Para eso creemos que es fundamental que el gobierno acoja nuestras propuestas relativas al fortalecimiento de la sindicalización y a la disminución de las jornadas de trabajo”, puntualizó.

PENSIONES

Consultado sobre el proyecto de Reforma de Pensiones que se discute en la Cámara, Heraldo Muñoz insistió en que “de parte del Gobierno hay una utilización política de los jubilados, porque se busca una suerte de enfrentamiento con la oposición al no renovar la urgencia y a obligar a una votación sobre la idea legislar, cuando el Gobierno no ha considerado debidamente los diez puntos que han sido presentados por la oposición como los mínimos, para tener una actitud favorable a un acuerdo nacional en materia previsional”.

“Estamos dispuestos (a debatir), pero que el Gobierno considere los 10 puntos que se han puesto sobre la mesa y no utilice a los jubilados para una suerte de forcejeo con la oposición”, recalcó el presidente del PPD, recordando que cuando se reunió a fines de marzo con el Presidente Sebastián Piñera que había disposición para discutir la reforma si es que había una Ley Corta para reajustar de inmediato el Pilar Solidario, beneficiando a un millón y medio de jubilados.

X