Por Pedro Lemebel

Por Ricardo Brodsky

Recuerdo hoy su Manifiesto Hablo por mi Diferencia, que hizo tragar saliva a la izquierda chilena en 1986.

No soy Pasolini pidiendo explicaciones

No soy Ginsberg expulsado de Cuba

No soy un marica disfrazado de poeta

No necesito disfraz

Aquí está mi cara

Hablo por mi diferencia

Lemebel propone otra mirada sobre la militancia y el compromiso, muy distinto al hombre nuevo guevarista que no admitía debilidades.

¿El futuro será en blanco y negro?

¿El tiempo en noche y día laboral sin ambigüedades?

¿No habrá un maricón en alguna esquina desequilibrando el futuro de su hombre nuevo?

El discurso de Pedro enfrentó el imaginario machista de los militantes y de esa sociedad sin medias tintas que soñaban.

¿Qué harán con nosotros compañero?

¿Nos amarrarán de las trenzas en fardos con destino a un sidario cubano?

¿Nos meterán en algún tren de ninguna parte?

Y sobre todo reivindica su postura homosexual, que la izquierda chilena y latinoamericana condenó al ostracismo durante décadas.

Tengo cicatrices de risas en la espalda

Usted cree que pienso con el poto

Y que al primer parrillazo de la CNI lo iba a soltar todo

No sabe que la hombría nunca la aprendí en los cuarteles

Mi hombría me la enseñó la noche detrás de un poste

Esa hombría de la que usted se jacta se la metieron en el regimiento

Un milico asesino.

These kinds of dazzling details endow the idea with the feeling regarding manipulated energy very much like exactly what a high-powered rushing vehicle enhancing around the beginning grid. Jarno Trulli's personal, also in reddish like a dramatic scuff for the clear amethyst amazingly caseback, also accentuates the particular sports heart and fake rolex soul of the model. The combination with the intensive gray with this Cermet bezel as well as the glistening black with the throw carbon dioxide circumstance middle creates a great stylishly subtle and complicated effect.