Peñailillo vuelve a su origen

“Recordar es un ejercicio que siempre nos ayudará a saber quiénes somos, y por eso es que hoy estoy aquí, para recordar, para recordar quién soy y de dónde vengo”.

Con estas palabras, ayer el ministro del Interior, Rodrigo Peñailillo, inició el discurso que pronunció en la celebración del aniversario 78 del Liceo de Coronel Antonio Salamanca, donde cursó sus cuatro años de enseñanza media y donde fue recibido como si se tratase de una estrella de rock.

La jornada del secretario de Estado comenzó temprano, cuando abordó un avión que lo trasladó a Concepción. Tras recorrer los cerca de 40 kilómetros que separan el aeropuerto Carriel Sur de Coronel, Peñailillo llegó hasta el frontis de la Casa de la Cultura Jorge Vigueras, donde fue recibido entre aplausos por las casi 50 personas que a esa hora esperaban su llegada.

Entre abrazos, besos y selfies, fue recibido antes de un acto en el que fue mencionado en cada discurso como uno de los ejemplares ex alumnos del establecimiento. Hasta que le tocó hablar.

En un sentido discurso, recordó sus cuatro años de estudiante que, según dijo, fueron “parte importante de mi formación como ser humano y dirigente estudiantil, y donde se fueron forjando mis preocupaciones sociales”.

Casi al final de su alocución, Peñailillo justificó su presencia en el colegio que lo vio crecer como “una señal para el país”. 

“Nosotros debemos recuperar la educación pública, nosotros debemos terminar con el lucro en la educación ya”, aseguró, con tono firme, ante un auditorio colmado por unas cien personas, que estallaron en un aplauso cerrado.

El acto fue sellado con la entonación del himno del liceo, que fue coreado por autoridades, profesores, estudiantes y apoderados, y que Peñailillo recordaba a plenitud.

Tras la ceremonia, en el frontis del liceo de Coronel, volvió a reforzar su mensaje respecto de la importancia de la reforma educacional: “Queremos dar una señal al país de que la educación pública tiene que volver al lugar incipiente que le corresponde, y este liceo, que es un emblema en la zona, que es un orgullo para la provincia de Concepción, especialmente Coronel, creo que es el ejemplo de lo que vamos a tener que fortalecer, reivindicar, desde el punto de vista del rol que juegan los liceos”.

Minutos después, hizo un recorrido por su antiguo liceo junto al actual director, con quien recordó sus días de estudiante. Fue en su antigua sala de clases donde rememoró un episodio que, asegura, nunca olvidó.

Desde la ventana, Peñailillo relató el día en que pasó el general Augusto Pinochet por la calle principal de Coronel, durante una visita a la comuna, la que observó en vivo desde el segundo piso del colegio. “Atrás de él venían los carros lanzagases. Estaba aquí el dictador”, recordó.

Luego de dejar atrás los recuerdos, el ministro del Interior visitó al alcalde de Concepción, el DC Alvaro Ortiz y luego almorzó con los parlamentarios de la Nueva Mayoría de la zona. Después, lideró un consejo regional en la intendencia, donde participaron gobernadores, seremis y jefes de servicio.

Así las cosas, el viaje exprés de Peñailillo no es un hecho aislado, pues se repetirá en las próximas semanas: se trata de una estrategia para marcar presencia en regiones. En Interior confirman que el ministro buscará liderar de manera activa la agenda de descentralización del gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet, la que está, precisamente, radicada en su ministerio. En esa línea, se espera que el ministro, más allá de implementar un sistema de coordinación activa con los gobiernos locales, cada cierto tiempo participe in situ de algunas de sus reuniones más importantes.

X
These kinds of dazzling details endow the idea with the feeling regarding manipulated energy very much like exactly what a high-powered rushing vehicle enhancing around the beginning grid. Jarno Trulli's personal, also in reddish like a dramatic scuff for the clear amethyst amazingly caseback, also accentuates the particular sports heart and fake rolex soul of the model. The combination with the intensive gray with this Cermet bezel as well as the glistening black with the throw carbon dioxide circumstance middle creates a great stylishly subtle and complicated effect.