Más allá de la coalición

Por René Jofré en La Segunda

Esta visión abstracta no da cuenta de los movimientos internos, tensiones y acomodos que la coalición de centroizquierda llevó a cabo entre la derrota electoral de 2010 y la decisión de concurrir a las elecciones de 2013 bajo un nuevo nombre. Ya sabemos que el todo no es la mera agregación de partes, sino que produce una realidad diferente. Esa nueva realidad recién está emergiendo.

Las divergencias que se han producido entre la Democracia Cristiana y el PC o las distintas visiones respecto a la política del “eje DC-PS” muestran las tensiones que ha incubado la nueva coalición. Hay que agregar que liderazgos históricos de la ex Concertación han sido derrotados en las urnas. A partir de estos hechos, hay quienes aspiran a una nueva dirección política del conglomerado que vaya en la dirección de los cambios sin ambages.

Michelle Bachelet encabezó el último gobierno de la Concertación y liderará el primero de la Nueva Mayoría. La Presidenta electa y su coalición tienen la difícil tarea de sacar adelante un programa que depende de mayorías consistentes en el Congreso y de alcanzar algunos quórums que, de no contar con otras fuerzas, serán difíciles de obtener. Aún está fresco el recuerdo del mandato anterior de Bachelet, en que la Concertación perdió a poco andar la mayoría obtenida en ambas cámaras con las deserciones que dieron lugar al PRI y al desaparecido Chile Primero. Es cierto que en 2006 había una mayoría más precaria que la obtenida ahora, pero las expectativas actuales son mayores. Es decir, se debe trabajar arduamente para sostener lo propio e intentar ampliar los límites, de manera de cumplir con el programa.

La Presidenta electa parece haber tomado la decisión de explorar esas nuevas fronteras de manera directa, así se manifestó en las reuniones que mantuvo con el candidato ecologista Alfredo Sfeir y con Revolución Democrática entre primera y segunda vuelta. El mismo tipo de gestión política se observa en el encuentro reciente con el movimiento Democracia Regional de los senadores Horvath y Bianchi y el Partido Liberal del diputado Vlado Mirosevic.

Explorar nuevas fronteras es un objetivo político de primer orden para acometer las reformas que están en juego. Ampliar también significa no depender sólo de los derroteros (y veleidades) de la propia coalición. El Gobierno actual no entendió esto y ha significado que su partido principal esté sumido en una crisis total. Esta fragmentación de la derecha muestra también cómo los partidos fallan cuando al liderazgo le falta la adhesión popular o en momentos de crisis política. En la Alianza hay una crisis de identidad que tarde o temprano tenía que emerger, con nuevos referentes que intentan el objetivo de conjugar en el futuro otro perfil de la derecha. Mientras eso ocurre, la Presidenta electa explora nuevas fronteras, más allá de la Nueva Mayoría, en torno a temáticas de interés común a otras fuerzas.

Esa exploración probablemente esté basada en la convicción de que el programa no sólo es patrimonio de su coalición, sino que, de acuerdo a diversos sondeos de opinión, es un anhelo y una exigencia de la mayoría del país, especialmente en las nuevas generaciones.

X
These kinds of dazzling details endow the idea with the feeling regarding manipulated energy very much like exactly what a high-powered rushing vehicle enhancing around the beginning grid. Jarno Trulli's personal, also in reddish like a dramatic scuff for the clear amethyst amazingly caseback, also accentuates the particular sports heart and fake rolex soul of the model. The combination with the intensive gray with this Cermet bezel as well as the glistening black with the throw carbon dioxide circumstance middle creates a great stylishly subtle and complicated effect.