La primera batalla

Por René Jofré en La Segunda

Al principio, estos dictámenes eran sobre la macroeconomía. Al final, respecto de todo tipo de políticas. La denominada “billetera fiscal” fue cuidada con un celo excesivo que, siendo necesario para los aspectos vinculados al crecimiento, terminó trabando el desarrollo de algunas medidas inclusivas. El ministro más político del área fue Nicolás Eyzaguirre, actual titular de Educación, recordado por su disputa con empresarios españoles, a quienes señaló que estaban las puertas abiertas para irse si no les gustaba la regulación en algunas materias como telecomunicaciones. Pese a ello, mantuvo el perfil que tuvieron los ministros de esa cartera en dicho período.

En la administración Piñera, en cambio, el ministro de Hacienda casi pasó desapercibido. No fue un actor político relevante y las veces que salió a la arena mediática lo hizo con recatado entusiasmo y escasa base política. Sólo ahora, sin el traje de secretario de Estado, Felipe Larraín se ha mostrado más dispuesto a criticar a su sucesor, como se ha visto en estos días.

El actual titular de Hacienda, Alberto Arenas, tiene un estilo distinto. Al inicio de su gestión se ha movido por todo el espectro. Un día tranquilizando a los empresarios, otro día criticándolos por su corta visión. En otros momentos, respondiendo interrogantes de la pequeña empresa, buscando aliados en el Congreso o resguardando con fuerza el núcleo de lo contenido en el programa. Tal estilo ha desconcertado a la derecha, acostumbrada a una política más de salón. Congresistas de la Alianza se han adelantado a criticar esta forma, acusando a la autoridad económica de “falta de diálogo”, y en la UDI han surgido los críticos más enconados.

Lo cierto es que este protagonismo se debe en gran parte a la reforma tributaria, el primero de los proyectos emblemáticos del actual Gobierno en ingresar al Congreso para su tramitación. Y aunque existió siempre la idea de que esta iniciativa avanzara rápido, porque contaba con los votos para su aprobación y se había consensuado de manera previa entre los partidos de la Nueva Mayoría, algunos reparos de parlamentarios de la coalición de gobierno dejaron una ventana por donde se ha colado la crítica de la derecha más dura.

Pese a las críticas, el ministro de Hacienda ha ido más allá, encontrándose directamente con ciudadanos y sectores interesados en la reforma, y explicando sus detalles en barrios como Patronato, en comunas como Puente Alto y en encuentros con dirigentes de la pequeña y mediana empresa. La señal parece indicar un ministerio algo más cerca de los ciudadanos y con un afán pedagógico para explicar una materia que se observa como lejana y difícil de entender.

La reforma tributaria es la primera batalla por el programa. Ahí se ha optado por apegarse a lo planteado en ese documento, estableciendo un modo de defender los ejes de la reforma, desde su máximo. En este sentido, cambia el estilo de negociación que desplegó muchas veces la Concertación, que comenzaba con un proyecto que pudiera ser medianamente aceptado por los partidos de derecha, pero que terminaba, aun así, recortado en sus pretensiones iniciales.

X
These kinds of dazzling details endow the idea with the feeling regarding manipulated energy very much like exactly what a high-powered rushing vehicle enhancing around the beginning grid. Jarno Trulli's personal, also in reddish like a dramatic scuff for the clear amethyst amazingly caseback, also accentuates the particular sports heart and fake rolex soul of the model. The combination with the intensive gray with this Cermet bezel as well as the glistening black with the throw carbon dioxide circumstance middle creates a great stylishly subtle and complicated effect.