Jaime Quintana, ante diferencias en la colectividad:

El presidente del PPD llamó a la disidencia a manifestar su voluntad de avanzar hacia una nueva forma de convivencia.  

Por El Mercurio

“El ‘girardismo’ se extinguió. Es necesario transitar a una nueva convivencia interna, a una nueva coalición. No los típicos lotes. Necesitamos un nuevo partido para Bachelet”, dijo a “El Mercurio” el presidente del PPD, senador Jaime Quintana.

Esta reflexión la realizó el parlamentario por La Araucanía, pese a que tuvo el apoyo del denominado “girardismo” para resultar electo jefe de la colectividad concertacionista.

Más allá de las declaraciones de Quintana, lo cierto es que en estos últimos meses las relaciones dentro del partido se han visto permeadas por ciertas tensiones que han tenido su origen en diferencias internas.

Esta tensión la grafican en la mesa del PPD como algo que “se venía acumulando desde hace bastante tiempo”.

Con el fin de revertir este ambiente es que Quintana convocó a la instalación de una nueva mayoría en la colectividad. Para este fin pretende sumar a figuras conocidas como históricas del partido como el ex ministro Sergio Bitar.

A ellos, también se buscará sumar a los sectores del “laguismo-bacheletismo” que forman parte de los sectores antagónicos a su postura en el PPD.

“Yo llamo a la disidencia a manifestar su voluntad a avanzar a una nueva forma de relación interna, con otras voces, a una relación de colaboración. Un partido sin ‘ismos’. Hay que superar el girardismo”, sentenció Quintana.

Y agregó que su intención es que el PPD sea “el primer partido en cambiar su manera de relacionarse, creo que eso da cuenta de un partido que tiene futuro y que además quiere contribuir a un proceso con Bachelet que va a ser distinto”.

En el PPD se dijo que la idea de generar una nueva colectividad dentro del partido se viene planeando desde la campaña interna de Jaime Quintana. Por esos días, se generaban reuniones que se hacían llamar “neo girardismo” o “el girardismo sin Girardi”. En ellas habrían participado militantes como Pía Castelli y el vicepresidente Gonzalo Navarrete.

En el análisis interno del PPD se planteó que este “grupo se sentía identificado con las posturas de Girardi, pero al mismo tiempo creía que había que darle una nueva conducción y liderazgo”.

Como una forma de reforzar esta postura es que Quintana está porque los “partidos se adapten. Tenemos liderazgos que vienen desde los años 90, administrando el poder dentro de los partidos, entonces si queremos que se distribuya mejor ese poder dentro del país, también tenemos que hacerlo dentro de los partidos”.

No obstante, el senador Quintana aseguró que en los nuevos espacios que se generen en el PPD se debe considerar a Girardi. Esto, porque a su parecer el parlamentario por Santiago Poniente es “un líder. Una corriente no se supera por una reunión. Hay liderazgos que se tienen que mantener y permitir que florezcan otros también”.

Fue justamente el tercer vicepresidente del partido, Alejandro Bahamondes, quien ha asumido el rol de generar esta convocatoria. Llamado que dijo, por ahora, no será parte el diputado Pepe Auth. “Quiero respetar su autonomía”, dijo Bahamondes.

Los disidentes

Quien suena con fuerza como invitado a formar parte de esta nueva mayoría es el ex ministro Sergio Bitar. Respecto a la “extinción” del girardismo, Bitar afirmó que “aunque yo no coincido con todas sus visiones me parece que es un aporte”.

Por su parte, el diputado y miembro del laguismo-bacheletismo, Felipe Harboe señaló que “ve con preocupación las peleas internas del girardismo”.

A su vez, el ex ministro Francisco Vidal dijo que en el PPD “hay que abandonar todo personalismo, todo caudillismo y abocarnos a las municipales y al programa que respalde a Bachelet”.

La candidata a la alcaldía de Santiago, Carolina Tohá planteó que “ojalá los lineamientos de los partidos se hagan a través de ideas y no de lotes”.

Girardi comentó ayer que “hay una metamorfosis general de la política en el mundo y creo que es necesario cerrar un ciclo y superar las tendencias”.

These kinds of dazzling details endow the idea with the feeling regarding manipulated energy very much like exactly what a high-powered rushing vehicle enhancing around the beginning grid. Jarno Trulli's personal, also in reddish like a dramatic scuff for the clear amethyst amazingly caseback, also accentuates the particular sports heart and fake rolex soul of the model. The combination with the intensive gray with this Cermet bezel as well as the glistening black with the throw carbon dioxide circumstance middle creates a great stylishly subtle and complicated effect.