HERALDO MUÑOZ “No veo un conflicto de ORDEN GLOBAL en el horizonte”

Por cosas.com

Han sido cinco meses de alta intensidad los de Heraldo Muñoz a cargo de la Cancillería. Desde el momento en que lo nombraron como ministro, asumió de inmediato tareas de política exterior. A los pocos días, vino el fallo de La Haya sobre el límite con Perú y tuvo que representar al gobierno entrante frente a los medios que lo requerían. Fue todo tan repentino, que cuando volvió desde Nueva york lo había hecho con una pequeña maleta con ropa para tres días y terminó quedándose una semana y media. Hoy,

un poco más instalado, ya puede dar luces de lo que será el camino que llevarán las relaciones internacionales durante el segundo gobierno de Bachelet. Todo parte por intensificar las relaciones con Latinoamérica y darles una mayor densidad. “Hay que entender que el componente económico-empresarial es fundamental en las relaciones bilaterales, pero éstas tienen que ir mucho más allá. Las relaciones internacionales del país no se agotan en lo económico, sino que hay que profundizar las relaciones políticas”, comenta el canciller Muñoz. Pero no sólo se queda en esto. Tuvo que viajar con la Presidenta a Estados Unidos, a Argentina, Brasil y recientemente a Africa. No se queja, pero admite que ha sido un tiempo de desgaste. Todo, mientras la comunidad internacional fija sus ojos en el conflicto de la Franja de Gaza y las repercusiones no sólo a nivel de las vidas humanas, sino que también ha levantado polémica por las diferentes reacciones que han tomado los países respecto de sus posiciones políticas 

–¿Cuáles son los principales antecedentes para tener en cuenta en el conflicto de Gaza?

 –El conflicto de Gaza es sólo una parte de uno más amplio y complejo entre palestinos e israelíes, también conocido como el Conflicto del Medio Oriente. La Franja de Gaza solía ser terreno egipcio, que fue capturado por Israel en la Guerra de los Seis Días de 1967. En Gaza terminaron viviendo como refugiados cientos de miles de palestinos expulsados por Israel de sus territorios originales. En 2005, Israel desocupó la Franja, la cual pasó a estar controlada por Hamas que venció electoral y militarmente a las fuerzas de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP). Pese a dicho retiro, Israel mantuvo un bloqueo por aire, mar y tierra de Gaza que restringe el movimiento de carga y gente, por lo cual Hamas ha exigido el término del bloqueo como condición de un cese del fuego. 

–Para muchos, la resolución pos Segunda Guerra no fue una buena fórmula, ya que le quitaban a uno para darle a otro. ¿Está ahí el principal error?

–Tras la Segunda Guerra Mundial y el Holocausto aumentó la presión por establecer un Estado judío, que ya venía de inicios del siglo XX con el movimiento sionista. Naciones Unidas propuso la partición del territorio entonces controlado por Gran Bretaña entre palestinos y judíos para crear dos estados. En el marco de la polarización entre el nacionalismo árabe y el sionismo, el plan de la ONU fue sólo aceptado por los judíos. Israel declaró su independencia el 14 de mayo de 1948, pero el rechazo de los palestinos residentes en esos territorios originó la primera guerra árabe-israelí. Israel venció y el nuevo Estado judío expandió sus fronteras, en tanto 750 mil palestinos fueron desplazados de sus hogares. El punto es que pos Segunda Guerra Mundial no se estableció el Estado palestino, y sólo satisfizo la aspiración judía de contar con un Estado propio.

 –¿Por qué y después de tantos años y con tantas cabezas pensando en soluciones, no se ha podido terminar de raíz?

–La expansión territorial israelí a través de sucesivas guerras ha hecho cada vez más difícil una solución. El crecimiento de los asentamientos judío ilegales en territorio palestino es una expresión adicional del problema, para no mencionar la delicada situación de Jerusalén. La búsqueda de una solución armada significó más retrocesos y pérdida de oportunidades de negociación. Los acuerdos de paz de Oslo entre la OLP e Israel fue el momento más cercano a la paz. Tuve el privilegio de presenciar la formalización de dicho acuerdo en la Casa Blanca con Yasser Arafat, Yitzhak Rabin, Shimon Peres y el Presidente Bill Clinton como anfitrión. Fue un momento emocionante. Aún recuerdo la ceremonia en el Rose Garden de la Casa Blanca y guardo el programa de la ceremonia. Se avanzó, pero Rabin fue asesinado por un extremista judío, y la llamada negociación de Camp David en el 2000 no llegó a buen puerto. El mapa de ruta para la paz del denominado Cuarteto –conformado por la Unión Europea, Rusia, el secretario general de la ONU y Estados Unidos–, así como la propuesta de paz de la Liga Arabe, han chocado con la intransigencia de las partes. 

—————————————————————————————————————————————————–

LA ESTRATEGIA FRENTE A BOLIVIAH

 

–En la próxima batalla en tribunales de Chile con Bolivia hubo dos posiciones previas a la postura final. ¿Cuál de las dos apoyaba usted?

 –Estuve con la posición de la Presidenta Bachelet. Le recomendé la opción de las objeciones preliminares a la jurisdicción de la Corte de La Haya, y ésa fue la decisión que ella adoptó.

–Según el experto en estos temas, José Rodríguez Elizondo, uno de los problemas de Chile es que deja en manos de juristas, asuntos que son netamente político-diplomáticos. ¿Comparte esa tesis?

 –Tengo claro que la conducción de la política exterior es de responsabilidad de las autoridades políticas, dirigidas por la Presidenta de la República, quienes deben sopesar criterios político-diplomáticos, así como el debido asesoramiento jurídico. Pero las decisiones no pueden ser jurídicas. Se escuchan los criterios técnicos, pero las decisiones son políticas.

——————————————————————————————————————————————————

 

–¿Por qué se pronunció el gobierno de Chile?

–Chile emitió varios comunicados haciendo un llamado al cese del fuego inmediato y al respeto del derecho internacional humanitario, condenando tanto la violencia militar desproporcionada de Israel, como los cohetes de Hamas. También contribuimos al consenso de pronunciamientos del Consejo de Seguridad de la ONU. Hemos sido consistentes con nuestros principios, más aun cuando tenemos la responsabilidad de ser miembro no permanente del Consejo de Seguridad. El llamado a informar de nuestro embajador en Israel, decidido por la Presidenta Bachelet, fue una expresión de nuestra disconformidad con el bombardeo de escuelas y hospitales, y la muerte de más de 400 niños, y lo hicimos coordinadamente con otros países latinoamericanos. 

–¿Qué costos tuvo este pronunciamiento?

–Las decisiones importantes no se asumen calculando costos; de cualquier manera los costos se asumen cuando hay convencimiento de haber hecho lo correcto. 

–¿Qué tipo de acciones le quedan por tomar a la comunidad internacional?

 –Seguir presionando a las partes del conflicto por un cese del fuego estable, seguido de un acuerdo. Es decir, negociar la paz entre dos estados independientes, Israel y Palestina, que puedan vivir en paz uno al lado del otro y con fronteras seguras e internacionalmente reconocidas. 

–¿Se debiera ir más allá de una sanción moral?

 –Hay países que han cortado relaciones con Israel. Chile ni siquiera ha contemplado esa opción. Sanciones por parte del Consejo de Seguridad no serían posibles por el veto de Estados Unidos. Hay que volver a darle espacio a la diplomacia. 

–Usted estuvo varios años en la ONU, ¿cómo se ve esto desde allá?

–En la ONU el conflicto se ve quizás con más frustración aún de la que se siente a nivel mundial. Las buenas ideas, propuestas e intenciones chocan con la presión política, la polarización, el cálculo pequeño y, a menudo, mueren con el veto que ejerce alguno de los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad. 

–¿Tiene mayor cercanía con alguna de las partes?

–Cuando uno es canciller no importa la cercanía o amistad con alguna de las partes con las cuales Chile se relaciona. En política exterior hay que balancear los principios e intereses nacionales. Chile está a favor de un Estado palestino, al cual hemos reconocido formalmente, pero también tenemos relaciones diplomáticas normales con Israel. 

–¿Por qué razones en Chile es conflictivo el tema de Gaza?

–En diversos lugares del mundo el tema de Gaza es conflictivo. En Chile despierta pasiones, pero no más que eso. No queremos importar el conflicto del Medio Oriente a nuestro país. Durante la historia nacional ambas comunidades han vivido en paz y no debiera ser de otra manera. 

–Durante el gobierno de Eduardo Frei estuvo presente la denominada “troika judía”, que tenía bastante influencia. ¿Cómo está la correlación de fuerzas en el gobierno entre palestinos y judíos?

–No tengo la menor idea de cuántos judíos o palestinos hay en el gobierno, y no creo que importe. La Presidenta ha escogido sus colaboradores por su competencia, y no por sus orígenes étnicos o religiosos. Todos los chilenos defienden el interés nacional. Más aun cuando se trata de la política exterior, que es una materia de unidad, un asunto de Estado. 

–Sumado el conflicto de Gaza y Ucrania, muchos especulan con un conflicto de orden mundial. ¿Ve factible un desenlace de esta naturaleza?

–Lo que ha habido después de la Guerra Fría son conflictos regionales, tensiones descentralizadas. No veo un conflicto de orden global en el horizonte. Sí habrá más luchas regionales, pues las grandes potencias no tienen el poder de impedirlas o frenarlas y, de hecho, muchas veces contribuyen a ellas. Es un mundo más desordenado e impredecible el que se vislumbra.

/ In Últimas Noticias / By PPD / Los comentarios están deshabilitados en HERALDO MUÑOZ “No veo un conflicto de ORDEN GLOBAL en el horizonte”
X
These kinds of dazzling details endow the idea with the feeling regarding manipulated energy very much like exactly what a high-powered rushing vehicle enhancing around the beginning grid. Jarno Trulli's personal, also in reddish like a dramatic scuff for the clear amethyst amazingly caseback, also accentuates the particular sports heart and fake rolex soul of the model. The combination with the intensive gray with this Cermet bezel as well as the glistening black with the throw carbon dioxide circumstance middle creates a great stylishly subtle and complicated effect.