Heraldo Muñoz critica manejo en contaminación en Quintero: “Esto es inaceptable”

El ex canciller, presidente del PPD y actual Embajador del Océano, Heraldo Muñoz, criticó el manejo que ha tenido el Gobierno en materia medioambiental tras la emergencia ambiental registrada en Quintero ayer lunes, la que se suma a varios situaciones de crisis que se han vivido en la comuna de la Región de Valparaíso en el último año.

“En mi calidad de Embajador del Océano, en representación de las fundaciones Pew y Bertarelli, quiero manifestar mi preocupación, no sólo por la situación que se vivió en Magallanes (derrame de petróleo en el mar), sino que también en Quintero, donde han habido múltiples episodios críticos. Solo en julio se han registrado 26 episodios críticos de contaminación, y ayer se registró una emergencia ambiental, por exceso de dióxido de azufre (SO2)”.

Dicho material, agregó Muñoz, proviene fundamentalmente de las termoeléctricas o de la fundación de cobre de Ventanas. “Se ha registrado en la emergencia ambiental de ayer de un incremento de SO2 del 300% por sobre de la norma aceptada por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Esto es inaceptable”, agregó, mostrando un gráfico que da cuenta de estas alzas.

Dijo que, más allá de criticar el actuar de una autoridad de Gobierno, donde se ha apuntado a la responsabilidad de la ministra Carolina Schmidt, “lo que corresponde es aplicar medidas que vayan en la protección de las personas. Uno entiende un Plan de Descontaminación (que se formuló para Quintero), pero dicho plan ha sido superado por los episodios críticos y entonces hay que tomar medidas más urgentes”.

“Hay que apuntar a terminar con las zonas de sacrificio, y eso significa ir cerrando las termoeléctricas que ya han cumplido su vida útil, e ir reemplazando estas carboneras por plantas que sean medioambientalmente amigables, y eso es factible”, recalcó Heraldo Muñoz, proponiendo tres medidas concretas.

“Hago un llamado al Gobierno, en primer lugar para que aplique la decisión de la Corte Suprema, que significa remover a la población afectada. Segundo lugar, que se establezca una norma de calidad ambiental de las aguas marinas, porque no existe, en especial en una bahía como Quintero que ha sufrido graves episodios de contaminación. Y tercero, le pido al Gobierno cerrar las termoeléctricas más temprano que tarde”, puntualizó.

X