Francisco Vidal: “El adversario de al frente no es Monckeberg o Silva, es Angelini, Luksic y Paulmann”

Por El Mostrador

Francisco Vidal reconoce que “la reforma educacional tiene un déficit desde el punto de vista de la comunicación” y admite que la política de los acuerdos protocolares ha afectado a la popularidad del gobierno y de la Presidenta Michelle Bachelet. “Como decían Los Prisioneros, esto de quedar bien con todo el mundo al final quedas mal con todos”, señala.

En entrevista con Radio Zero, el ex vocero de La Moneda es tajante a la hora de dar consejos. “Yo sería mucho más nítido y claro en mi lista de amigos y adversarios”.

“El sector privado en Chile es poderosísimo, maneja el 80 por ciento de la economía. En los últimos cinco meses, todos los días, los titulares de El MercurioLa SegundaLa Tercera,PulsoDiario Financiero y Publimetro fueron generando las condiciones (…) todo eso colabora para la construcción de esta idea de que estamos al borde de la crisis económica”, recalca.

En ese sentido, dice que “hay un estado mayor que ni siquiera es la derecha política. Es la derecha económica que, al verse afectada por las transformaciones, usa todas las formas de lucha. ¡Todas!”.

“Entonces, tú tienes a Andrés Santa Cruz, que va a ver al ministro de Hacienda, Alberto Arenas, y a la salida dice: ‘Hablamos una hora y media pero a mi no me convence… yo necesito gestos’. ¿Cuál es el gesto que pide?, que no haya Reforma Laboral, que no haya nueva Constitución, ojalá que no haya Reforma Tributaria y Reforma Educacional”.

“¡Aquí estamos en una lucha política e ideológica total!… porque este es un gobierno transformador, ya que alteras lo que había, (lo provocado) por nuestros errores y de este maldito modelo de mercado. Hoy, el uno por ciento de los chilenos se lleva el 30 por ciento de la torta. Y ese uno por ciento defenderá sus privilegios con uña, muela, garra y espero que no con un balazo”, añade.

Para Vidal, los verdaderos adversarios no son los presidentes de RN y la UDI, Cristián Monckeberg y Ernesto Silva, sino que son “(Roberto) Angelini, (Andrónico) Luksic y (Horst) Paulmann”.

A continuación, en tono irónico, asegura que “los empresarios que aportaron a la campaña de Michelle Bachelet perdieron la plata”.

Respecto a la posibilidad de consensuar las reformas, Vidal nuevamente es tajante: “¿Cómo vas a llegar a un acuerdo con esa derecha?. Hacemos ¿medio lucro?, ¿medio copago?, ¿media selección?, ¿cómo llegas a eso?”.

“No vamos a transar el fin al lucro, ni un puto peso más a un sostenedor privado con platas de todos los chilenos, para que se vaya a Miami a comprarse un Mercedes Benz. Cerca de 170 millones de dólares retiran al año los sostenedores, de acuerdo a El Mercurio y la PUC. Es imposible llegar a un acuerdo con la derecha, porque ellos ideológicamente creen que la educación es igual que un papel confort, un bien de consumo”, señala.

Respecto a las críticas formuladas por el ex Presidente Ricardo Lagos ante los empresarios en Icare, el ex ministro deja en claro que “Lagos es un socialdemócrata tipo Cardoso y yo socialdemócrata tipo Lula” y reflexiona al respecto: “A mí lo que me molestó fue el resultado de su intervención, ya que nos dividió y dejó a la derecha aplaudiendo. Cuando haces un gesto político en que terminas dividiendo tu fuerza propia y la derecha de al frente aplaudiéndote, yo revisaría qué hice mal. Porque el resultado de una acción política debiera ser: los nuestros unidos y la derecha llorando”.

/ In Últimas Noticias / By PPD / Los comentarios están deshabilitados en Francisco Vidal: “El adversario de al frente no es Monckeberg o Silva, es Angelini, Luksic y Paulmann”
These kinds of dazzling details endow the idea with the feeling regarding manipulated energy very much like exactly what a high-powered rushing vehicle enhancing around the beginning grid. Jarno Trulli's personal, also in reddish like a dramatic scuff for the clear amethyst amazingly caseback, also accentuates the particular sports heart and fake rolex soul of the model. The combination with the intensive gray with this Cermet bezel as well as the glistening black with the throw carbon dioxide circumstance middle creates a great stylishly subtle and complicated effect.