Francisco Vidal y alternativa para presidir el PPD en medio de crisis partidaria

Fuente : El Mercurio, domingo 31 de diciembre 2017

En medio del profundo proceso de rediseño del PPD impulsado por la directiva que lidera Gonzalo Navarrete, tras haber obtenido negativos resultados en las elecciones parlamentarias y presidenciales, en la colectividad se activaron una serie de negociaciones para conformar la próxima mesa del partido.

El 20 de enero, la directiva pondrá sus cargos a disposición del Consejo Nacional y se abrirá la posibilidad de adelantar los comicios internos para abril. En ese escenario, marcado por la baja de 14 a 8 diputados y la arremetida de RD en el electorado PPD, han surgido las opciones del canciller Heraldo Muñoz y de Marco Antonio Núñez para suceder a Navarrete.

Durante los últimos días se ha potenciado la opción de que otra figura de la colectividad lidere al PPD: el ex ministro Francisco Vidal, quien no ha manifestado una decisión cerrada respecto de si buscará conducirlo, aunque durante la campaña presidencial le planteó a Navarrete que en el caso de ser derrotados, estaría disponible para volver de lleno a la vida partidaria.

Identidad del partido

El ex ministro ve plausible llevar a cabo una autocrítica tras las derrotas electorales del 19 de noviembre y el 17 de diciembre pasados. Su idea es no repetir la experiencia de 2009. En esa oportunidad, tras perder Eduardo Frei, la entonces Concertación, a su juicio, no revisó sus errores y esperó volver al poder de la mano de la Presidenta Michelle Bachelet, que se desempeñaba como directora de ONU-Mujeres en Nueva York.

“En la Nueva Mayoría y en el Frente Amplio se ha iniciado la autocrítica para comprender la estrepitosa derrota político-electoral ocurrida el 17 de diciembre por parte de las fuerzas de centroizquierda e izquierda. Sano ejercicio que espero que se profundice todo lo necesario, y no repetir lo que nos ocurrió en 2010, cuando sufrimos una derrota de similares características, y en vez de desarrollar la autocrítica a fondo, la obviamos, refugiándonos en el retorno de Bachelet para el año 2013”, planteó ayer Vidal en su columna en “El Mercurio”.

El principal mensaje que ha transmitido el ex ministro a quienes le han propuesto dirigir el partido, sin embargo, pasa por realizar antes un profundo proceso de reflexión para responder por qué en los pasados comicios perdió el PPD, la Nueva Mayoría y el Gobierno.

Vidal ha comentado que la crisis partidaria es muy profunda y que su solución no se relaciona en principio con negociar los candidatos a suceder a Navarrete, sino con reconstruir primero la identidad del partido, y desde ahí posicionarse en el espectro político y definir su política de alianzas.

Este proceso, según ha dicho el ex ministro, es una condición para avanzar hacia la presidencia del PPD. Lo mismo el ordenar a los diputados y senadores tras un propósito común: Vidal cree que en esta oportunidad la situación de la colectividad no se resolverá entre las principales facciones internas ni es un problema de máquina partidaria. Ayer, en ese sentido, Navarrete llamó a “acabar con el girardismo y el laguismo en el PPD”.

Mapa de apoyos

Vidal no ha recibido espaldarazos de apoyo por parte de los liderazgos históricos de la colectividad, aunque sí habría concitado respaldo en otros sectores del partido.

Entre quienes han manifestado en privado su preferencia por él apuntan a que en medio del proceso de reconfiguración del partido, el ex ministro podría aportar en materias programáticas y políticas, dada su experiencia en los gobiernos de Ricardo Lagos y Michelle Bachelet.

En medio del trabajo para la elaboración del programa del ex candidato Alejandro Guillier, de hecho, dirigentes del oficialismo abordaron la posibilidad de que el ex vocero de Gobierno se hiciera cargo de la conducción del PPD.

These kinds of dazzling details endow the idea with the feeling regarding manipulated energy very much like exactly what a high-powered rushing vehicle enhancing around the beginning grid. Jarno Trulli's personal, also in reddish like a dramatic scuff for the clear amethyst amazingly caseback, also accentuates the particular sports heart and fake rolex soul of the model. The combination with the intensive gray with this Cermet bezel as well as the glistening black with the throw carbon dioxide circumstance middle creates a great stylishly subtle and complicated effect.