El PC y sus dos almas

por René Jofré en La Segunda

¿Significa que la balanza se ha inclinado definitivamente hacia la denominada “izquierdización” de la Nueva Mayoría? ¿O, por el contrario, con su proposición programática el PC ha venido a engrosar las filas de la moderación y el pragmatismo.

Tal vez el PC, como la mayoría de las fuerzas políticas, tiene dos almas que conviven en su supuesto monolitismo y sus propuestas reflejan una solución de compromiso entre sectores internos para dejarlos contentos a todos.

Si observamos la ubicación del PC en los últimos 30 años de la política chilena, se puede pensar que el significado de su apoyo otorga un mayor peso a ideas de izquierda en el conglomerado opositor. Esto parece expresarse, hasta donde se sabe del documento comunista, en la idea de Estado plurinacional o en la reiteración de su bandera histórica de mayor poder a los trabajadores.

Pero si miramos las posiciones históricas de ese partido en buena parte del siglo XX, hay que ubicarlo más bien en el gradualismo. Es decir, en la idea de que los cambios se deben hacer paso a paso y midiendo cuidadosamente el clima político y la correlación de fuerzas existente en cada momento.

Esto último se ve reflejado en el rodeo que el partido hace al término Asamblea Constituyente, sustituyéndolo en su declaración por una ambigua “asamblea ciudadana”. El PC, en los hechos, lo que hizo fue alinearse con la idea de nueva Constitución por la “vía institucional”. Es más, a la hora de las declaraciones, su presidente se encargó de precisar que “ninguna de las ideas que están planteadas aquí atentan ni contra la economía, ni contra la institucionalidad ni tampoco contra las buenas costumbres”, recuperando aquel pragmatismo histórico que se resumía muy bien en la frase “dos pasos adelante, uno atrás”.

El papel que jugará el PC está mejor definido por su propia idea de que sería el partido más habilitado para articular la demanda social con el mundo político, que por la radicalización del programa. Pese al ímpetu inicial de las declaraciones de sus dirigentes juveniles y algunos líderes del mundo sindical, la directiva del partido logró alinear su propuesta con la unanimidad de siempre.

Esto ya lo había hecho en septiembre de 2011, cuando sus principales dirigentes estudiantiles estuvieron de acuerdo tanto en concurrir a La Moneda a abrir una conversación con el Gobierno, como antes yendo al Congreso a exponer sus demandas. Sin embargo, ese paso tuvo costos en el movimiento de los estudiantes en que, al año siguiente, perdió federaciones a manos de grupos ubicados a su izquierda.

El PC es un partido de nichos electorales y a ellos van dirigidos algunos de los ejes programáticos, cuyos títulos se han presentado a la prensa. Sus votos, aunque menores en cantidad, son más fieles a la colectividad que los de otros partidos, por ello ha reafirmado su bandera histórica de mayor poder a los trabajadores y ha hecho un guiño a sectores más radicalizados con la propuesta de estado plurinacional. Pero el PC tiene al mismo tiempo una alta vocación de poder y sabe navegar en aguas institucionales, de ahí su pragmática definición de cómo hacer una reforma constitucional.

El Partido Comunista parece sentirse más cómodo en el juego institucional de la política que en el difuso e inespecífico mundo del asambleísmo. Esto lo termina de integrar al juego político, pero le puede acarrear costos en su peso dentro del mundo social, especialmente entre los jóvenes.

These kinds of dazzling details endow the idea with the feeling regarding manipulated energy very much like exactly what a high-powered rushing vehicle enhancing around the beginning grid. Jarno Trulli's personal, also in reddish like a dramatic scuff for the clear amethyst amazingly caseback, also accentuates the particular sports heart and fake rolex soul of the model. The combination with the intensive gray with this Cermet bezel as well as the glistening black with the throw carbon dioxide circumstance middle creates a great stylishly subtle and complicated effect.