Concertación vs. Nueva Mayoría: La disputa que cruza al gobierno de Bachelet

-Usted en su momento fue sindicado como el sepulturero de la Concertación,  pero si hoy tomamos en cuenta dichos y acciones de algunos dirigentes más de centro, pareciera ser que ella se niega a morir…
-La Concertación ya no existe, fue superada, incluso yo era partidario de haberla despedido en un funeral con honores, pero algunos creyeron que eso iba ser muy difícil de asumir, y finalmente fue superada por los hechos. Sin embargo hay a quienes les ha costado mucho asumir que éste es un Chile distinto y que justamente a partir de lo que hicimos como Concertación hoy se requiere avanzar hacia un punto distinto.

-¿A qué se refería a un funeral con honores cuando lo planteó?
-A asumir que hasta aquí llegaba la Concertación y que ahora venía una coalición mucho más amplia y diversa, quizás como se pensó a la Concertación en sus inicios, sin embargo hubo sectores, que son los mismos que hoy día nostálgicamente intentan reflotarla, que se opusieron.

-En estos meses ha habido varias discrepancias al interior de la Nueva Mayoría, ¿tiene fecha de vencimiento este pacto?
-No, la Nueva Mayoría goza de muy buena salud y la tensión de la que a veces se habla no es la que parece. La diferencia de la NM con la Concertación es la relación de la DC con el PC, y en estos siete meses ella ha sido muy buena. Ni siquiera a raíz del reciente caso del embajador de Uruguay se tensionó. Antes, incluso había más tensión, con el famoso eje DC-PS que significaba la exclusión de otros partidos. Hay un gobierno  de transformación y es evidente que a veces tiene que haber divergencias, pero si tú ves el resultado, ahí está la reforma tributaria.

-¿Usted proyecta esta alianza por muchos años más?

-Hoy todo apunta hacia la proyección de la coalición, sin descartar, incluso, la ampliación de ella. Me cuesta imaginar un escenario, en años más, cuando los partidos tengan que presentar sus candidatos municipales y luego sus postulantes al Parlamento, que la Nueva Mayoría decida no hacerlo en forma común y generando alianzas distintas.

-¿Quién gobierna hoy: la Concertación o la Nueva Mayoría?
-Gobierna la presidenta Bachelet, quien lidera una coalición que claramente es distinta a la Concertación, recoge parte importante de su historia, de su acervo, de su propuesta y de su gente, pero que asume que Chile cambió, que estamos iniciando un ciclo distinto,  político, económico y cultural.

-¿Y quién acompaña a este gobierno?
-Sin duda que la Nueva Mayoría, que no es un mero acuerdo electoral. Más allá de que esto se denomine un acuerdo político y programático, que es lo que finalmente convinimos, esto tiene el germen de la proyección en su trabajo diario, en todas las propuestas que van a trascender a los próximos cuatro años.

-Hoy muchos reniegan de su metáfora de la retroexcavadora, ¿usted se arrepiente?
-Hablé de retroexcavadora refiriéndome específicamente al cambio en la educación, y hoy todo parece indicar que vamos a tener un cambio bastante grande en este tema. Si algunos no quieren ver eso o llamarlo de otra manera, que le pongan el nombre que quieran. Además, en esa oportunidad yo hablé algo que está en la declaración de principios del PPD, que es luchar por remover los pilares del modelo neoliberal, que le han traído mucha desigualdad a este país. Hay algunos que me han criticado porque quizás no quieren cambiar el modelo neoliberal.

-¿Sigue creyendo que el “giro a la izquierda incomoda a algunos partidos” del bloque?
-Algunos ven que hay mucha izquierdización, yo veo que las reformas que estamos impulsando son temas que los países desarrollados, con economías de mercado, implementaron hace mucho rato atrás. Hoy en el mundo nadie discute la necesidad de garantizar derechos en educación y salud. Ahora si eso es izquierda, progresismo o sello ciudadano, el nombre da lo mismo.

-Su par de la DC, Ignacio Walker, llamó “progresismo infantil” esta lógica de la retroexcavadora…
-Al parecer, el senador Walker ha leído mucho a Lenin. No me siento interpretado con ese concepto.

-Puntualmente él dijo que se “creyó que gobernar era un simple acto de tomar las banderas de la calle”.
-Bueno, nosotros hemos tomado las banderas de la calle y hemos tratado de prestarle oído a la calle, porque eso es tarea de una coalición que está gobernando. En una sociedad que está cambiando no podemos subestimar el rol de la calle.

-Hace unos años atrás se decía que la necesidad de recuperar el poder había creado a la Nueva Mayoría, ¿hoy el hecho de estar gobernando es lo que sostiene al bloque?
-Efectivamente, en la elección 2009-2010 había algo de eso, y no fue responsabilidad de Frei bajo ningún punto de vista, había algo de aferrarse al poder, a los cargos, a los espacios de cuota. Hoy es distinto, la llegada de Michelle Bachelet a Chile el 2013 nos hizo muy bien a la cultura progresista, socialcristiana, especialmente en la capacidad de interpretar el ciclo nuevo que teníamos por delante. Más allá de lo que se aprecia desde afuera, hoy en la Nueva Mayoría hay mucha más convicción de la que existía en un período bastante prolongado de la Concertación.

-¿De qué depende el éxito de la NM medido en futuros triunfos electorales?
-Sin lugar a dudas del cumplimiento del programa, esto es que las reformas se lleven adelante de la forma en que fueron comprometidas en la campaña ante el país. Depende de que cerremos esas brechas de desigualdad que existen hoy.

-¿Le gustaría ver un segundo gabinete con mayor experiencia?

-En este gabinete hay mucho peso político que quedará demostrado cuando en un par de meses más el gobierno muestre su ejecución presupuestaria. Seguramente ese será un factor, junto a otros que considerará la presidenta, para hacer un cambio.

-Andrés Velasco dijo que su involucramiento en el caso Penta es “el costo a pagar por ser crítico a las reformas”. ¿Cuál es su opinión?

-Yo espero que él salga bien de todo este proceso, pero no hay que intentar evadir la responsabilidad  tirando la pelota al córner. El mismo Andrés Velasco ha reconocido un vínculo con Penta, que eran servicios que él prestó y honorarios que recibió, por lo tanto, cómo puede ser un invento de la Nueva Mayoría o del gobierno. Él mismo conoce el nivel de autonomía con que operan las instituciones en Chile.

-Ya hay varios presidenciables en carrera,  ¿cómo se manejará este tema?
-Hay varios interesados e interesadas, unos más que otros, pero lo importante es que al gobierno le vaya bien, que cumpla su programa, saque adelante sus reformas y de esa manera demostremos que estos cuatros años no sólo fueron posibles gracias al fuerte liderazgo de Bachelet. Por ello, hemos planteado que no hay que acelerar la discusión presidencial.

/ In Últimas Noticias / By PPD / Los comentarios están deshabilitados en Concertación vs. Nueva Mayoría: La disputa que cruza al gobierno de Bachelet
X
These kinds of dazzling details endow the idea with the feeling regarding manipulated energy very much like exactly what a high-powered rushing vehicle enhancing around the beginning grid. Jarno Trulli's personal, also in reddish like a dramatic scuff for the clear amethyst amazingly caseback, also accentuates the particular sports heart and fake rolex soul of the model. The combination with the intensive gray with this Cermet bezel as well as the glistening black with the throw carbon dioxide circumstance middle creates a great stylishly subtle and complicated effect.