Bancada PPD presentó reforma constitucional para que se convoque a la ciudadanía a un plebiscito vinculante

La Bancada de Diputados del PPD, encabezada por Ricardo Celis, presentó un proyecto de reforma constitucional que tiene un artículo único que señala que el Presidente de la República o el Congreso Nacional, por acuerdo de la mayoría de sus integrantes en ejercicio, podrán convocar a un Plebiscito a la ciudadanía a fin de que se pronuncie acerca de la necesidad de iniciar un proceso constituyente que culmine con la dictación de una nueva Constitución.

La iniciativa propone además que los electores deberán pronunciarse sobre el órgano que deberá discutir, redactar y proponer el nuevo texto constitucional, eligiendo para ello entre tres opciones: el Congreso Nacional, una Asamblea Constituyente compuesta completamente por ciudadanos elegidos al efecto, una Asamblea Constituyente Mixta compuesta paritariamente de senadores y diputados y de un número igual de ciudadanos elegidos al efecto.

“Queremos colocar nuestro acento en estos momentos a escuchar a la gente, a la calle. Como Bancada PPD habíamos hecho anteriormente una moción parlamentaria en el mismo sentido, pero ahora queremos reforzarlo. Esta es la demanda de la calle y nosotros estamos escuchando esa demanda”, afirmó el diputado Ricardo Celis.

Por su parte, el diputado Rodrigo González indicó que “la demanda de la ciudadanía que ha sido multitudinaria en Santiago y en las regiones exigen una salida a la crisis, y esta salida es solamente cuando se institucionalice un pacto social a través de una nueva Constitución. Lo que sólo se podrá materializar cuando el pueblo chileno haga a través de un plebiscito la demostración de su voluntad de apoyar una nueva Constitución”.

Asimismo, el diputado independiente, Raúl Soto, sostuvo que “esta crisis político social, requiere cambios profundos al modelo económico, político y social que fue instaurado en la dictadura y profundizado en democracia.  Es por eso que hemos impulsado y presentado con mucha fuerza, una reforma constitucional que busca validar un plebiscito vinculante, participativo y ciudadano, que dé paso a un mecanismo institucional de participación ciudadana, donde sea el pueblo de Chile que se exprese respecto a cada uno de los temas de interés nacional”.

Finalmente, la diputada Loreto Carvajal afirmó que “queremos recoger los cambios estructurales que la gente demanda, si bien pudiera parecer que una nueva Constitución no resuelve los problemas más inmediatos, garantiza los derechos que hoy se están reclamando en las calles. Hablamos del derecho a la salud, a la educación, a poder tener un Estado que garantice aquello, las transformaciones tienen que ser profundas”.

X